Lo que el ojo no ve…

agosto 27, 2014
No se piensen que es el título de un programa televisivo de deportes, que no es así. Aquí hablamos de Comunicación, con mayúscula. Pero bien es cierto que hay muchas cosas en esta profesión mía que el ojo no ve, pero que están ahí, entrando por la retina o el oído e incrustándose en la mente. De eso se trata.

Un día me dijo un abogado, esteponero para más señas (revelaré su nombre sin problema a quién me lo pregunte), que muchas veces le ocurría en su despacho que iba gente a preguntarle cuestiones, quizás relacionadas con una herencia, o con algún trámite legal y que cuando él acababa la explicación, los “clientes”, se levantaban y le daban las gracias. ¡Menos mal que eso sí, agradecidos y educados siempre lo fueron!. Pero ni siquiera le preguntaban qué se debía.

Nos llamaba a ambos la atención la percepción que la gente tiene de estas profesiones que trabajamos con ‘intangibles’. Esos conocimientos cuya aplicación tienen verdadero resultado positivo para quien los aplica pero que es muy difícil mostrar a tu cliente.

Es verdad que es difícil (aunque cada vez hay más mecanismos de análisis) mostrar a un cliente los resultados de las acciones que se llevan a cabo en Comunicación. No suelen ser inmediatos. Pero sí es verdad que una buena acción en Comunicación permite que nuestra marca, de forma consciente o inconsciente, se quede grabada en nuestras mentes y recurramos a ella en caso de que la necesitemos. Este es el mecanismo. Piensen ustedes en grandes marcas, nacionales de moda, por ejemplo. ¿Lo ven?, ya están pensando en la del triangulito de color verde con letra cursiva en blanca…¡No falla!. Pues queridos todos, eso se ha conseguido a base de persuasión y constancia, estando ahí, en todos lados, asociando su imagen a la de unos determinados valores diferenciales. De tal manera, que cuando quiero buscar algo concreto, ya sé dónde tengo que ir.

No olviden que lo importante de una acción en comunicación, quizás no sea incrementar las ventas de forma inmediata, sino que cuando alguien quiera adquirir algún producto o servicio de los que nosotros ofrecemos, directamente se ponga en contacto con nuestra empresa, quizás sin saber por qué exactamente. Este será el resultado de una buena campaña de comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.